Escuchamos hablar o leemos sobre ‘la nube’ casi diariamente –también os sonará cloud computing-. Un concepto que a veces puede resultar bastante abstracto, ya que parece que no termina de explicase nunca con claridad. El futuro es la nube, hay que trabajar en la nube, guardar nuestros archivos en la nube, la seguridad en la nube… Pero, ¿qué es la nube? En el siguiente artículo despejamos estas dudas y os damos algunas claves para entender este concepto y sus posibilidades.

En primer lugar, el concepto de ‘la nube’ viene del inglés cloud computing, que en pocas palabras es el almacenamiento y procesamiento masivo de datos en servidores que alojan la información de cada usuario. Es decir, que nuestros datos (archivos, documentos, fotos, etcétera) se guardan directamente en Internet, haciéndolos accesibles desde cualquier lugar con conexión.

Conscientes o no de ello, seguramente todos los que estáis leyendo esto ahora sois usuarios de la nube. ¿Cómo? A través del correo electrónico o las propias redes sociales, plataformas a las que podéis acceder desde cualquier dispositivo y donde encontraréis siempre la información que hayáis subido o intercambiado.

Es así de sencillo, y por lo tanto tienes unas cuantas ventajas que no debemos perder de vista:

  • Acceso instantáneo. Con solo tener conexión a Internet podremos acceder desde cualquier lugar, y desde cualquier dispositivo conectado, a nuestros datos, archivos y documentos.
  • Al alcance de cualquiera. La nube no es complicada, con tener unos conocimientos mínimos de informática y navegación por Internet cualquiera puede utilizarla.
  • En el caso de empresas, es también una forma de mantener la información a salvo de desastres técnicos por los que pudiese perderse.
  • Colaboración y trabajo en equipo. Que con solo una cuenta y una contraseña se pueda acceder a determinados contenidos la convierte en el sistema idóneo para fomentar el trabajo colaborativo y compartir información.

Las anteriores son algunas de sus grandes ventajas, pero desde luego, y como todo en el ámbito tecnológico, cuenta con sus riesgos.

seguridad informatica

Keren Elazari, especialista en ciberseguridad e investigadora, pone el acento sobre algunos de estos inconvenientes y aporta algunos consejos prácticos. Tomad nota:

  1. La seguridad 100% no existe. Según Elazari ningún ecosistema es del todo seguro, mucho menos cuando el acceso depende de una cuenta y una contraseña, ya que por lo general las personas generan claves demasiado débiles. “Espero que en los próximos años se nos ocurran mecanismos mejor que las contraseñas, ya que no es la mejor forma de identificar a la gente cuando se conectan”, apunta.
  2. Doble verificación. La experta recomienda a los usuarios que para navegar con mayor seguridad utilicen siempre la doble verificación. El funcionamiento es muy sencillo: el usuario proporciona su número de teléfono, y cada vez que va a conectarse a una cuenta recibe una clave adicional al móvil. Gmail, Facebook, Yahoo o Twitter ya ofrecen esta posibilidad.
  3. “Asegúrate de que tu software está actualizado”. Tanto el sistema operativo como las aplicaciones que utilices deben estar siempre en su última versión, ya que constantemente corrigen posibles fallos y vulnerabilidades que no se habían detectado con anterioridad. Aunque a veces dé pereza, realizar las actualizaciones cada vez que salta la notificación es como ponerse una vacuna para prevenir una enfermedad, por lo tanto hay que hacerlo.
  4. Invertir en privacidad y seguridad. Keren Elazari propone gastar algo de dinero en mejorar la seguridad de los dispositivos, aunque resalta que también existen herramientas gratuitas interesantes. Nombra por ejemplo ciertos antivirus o VPN, redes privadas virtuales que encriptan cada movimiento que realizas en internet. El mayor riesgo de la encriptación es olvidar la clave para poder desencriptarlo, pero según Elazari es una forma muy buena de proteger archivos y documentos, especialmente cuando nos conectamos a redes WiFi públicas.

Estas son algunas de las claves y advertencias que hay que tener en cuenta para realizar un uso seguro de la nube. Lo que está claro es que no podemos escapar de ella, por lo tanto será mejor hacer con garantías, ¿verdad?

Tanto a nivel particular como para empresas, es fundamental reforzar la seguridad informática de los sistemas, equipos y procesos. No podemos vivir sin Internet, pero Internet es un nuevo foco de ciberdelincuencia.

Para no caer en las redes de ningún malhechor cibernético es obligatorio reforzar la ciberseguridad, formar a empleados y contar con un servicio técnico y de mantenimiento especializado. Podríamos ser nosotros, así que si tienes dudas o necesitas ayudas, ¡cuenta con nosotros!

Por último, compartimos la interesante charla que Keren Elazari impartió en una charla TED en 2014 sobre los hackers, entendidos como “el sistema inmunológico de Internet”. Ya nos contaréis qué os ha parecido 😉

boreal post

0 Comentarios